Revelación

...Más allá de la materia, más allá de lo que ves, hay vida. Todo lo que ves a través de los ojos está muerto; lo que está vivo, escapa al ojo humano. Tienes el poder de crear, de crear vida donde no la hay. Tienes que ir a ese lugar, al lugar donde empezó todo, a la fuente de energía genuina y traspasar la delgada línea de la ilusión para conectarte con el mundo real, para que puedas ver, pero ver de verdad. Para que puedas absorber la belleza e imbuirte de ella, para que puedas abrirte a un mundo de posibilidades infinitas. Sólo tienes que creer, creer que es posible, creer que hay algo más, aquí mismo, delante de tus ojos y serás capaz de ver belleza donde otros sólo ven caos. Estás aquí y no es casualidad, se llama sincronicidad, te has sincronizado con nuestra energía, la misma energía que nos trajo a todos a este lugar. Los sueños, las intuiciones, los presentimientos, son tus guías, las migajas de pan de Hansel y Gretel para volver a casa, síguelas y te llevaran a casa, simplemente déjate llevar… ¿Puedes verlo?, eso eres tú, energía, somos energía. En el mundo hay más de lo crees, más belleza, más energía, y esto es real, está ocurriendo ahora mismo en ti y fuera de ti. Permanece alerta, algo pasará, siente la energía, ve como todo cambia, todo está vivo, es como una sinfonía de energía, es como ver el futuro. Un día todos lo veremos y viviremos en ese mundo, pero por ahora, mantente conectado, da tu energía, no la arrebates. La seres humanos luchan por la energía y esa es la causa de todos los conflictos, no saben que ellos, son energía. La energía sale del corazón y si la compartes, conseguirás más, no sólo para ti, sino para los demás. Si todos hiciéramos esto, la humanidad daría un paso hacia la evolución, hacia ese mundo que has visto sólo en sueños. Dar es el secreto para mantenernos conectados a ese flujo evolutivo del que formamos parte y que no vemos pero que está aquí, esperando por nosotros, mostrándonos a dónde ir. Mantén los ojos bien abiertos para que puedas ver, ver ese cielo que ya está aquí. Allí es donde nos lleva la evolución, allí es donde no has llevado siempre... ¿Lo puedes sentir?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Nada tengo yo qué decir.

A Fuego Cruzado